Naming: mira y recuérdame

 

Claves para que recuerden y reconozcan tu marca a través del naming.

Cientos de estímulos nos bombardean cada minuto a lo largo del día. De la mayoría no somos conscientes, nuestra mente no los codifica de forma reflexiva. Y del resto, apenas nos acordamos pasados cinco minutos.

Al igual que cuando llegas a un grupo nuevo, te presentan a los integrantes y ya has olvidado el nombre del primero, ocurre lo mismo con los bombardeos que las empresas hacen a través de sus marcas.

Este olvido se debe a que lo que codificamos en nuestra memoria a corto plazo no se traslada a la memoria a largo plazo. Y esto se debe a que el estímulo no es lo suficientemente fuerte como para que se produzca esta elaboración de la información.

¿Qué puede hacer más fuerte tu marca para ser reconocida o recordada?

Como declara el profesor de psicología de la memoria Antonio L. Manzanero: «Es importante distinguir cómo se recupera la información de la memoria porque tanto las tareas de recuerdo como las de reconocimiento pueden realizarse de forma controlada (lo que requiere un esfuerzo consciente de recuperación) y de forma automática.»

Diferenciaré en este caso entre dos tipos de marcas: entre una marca nueva y una marca conocida.

Con una marca nueva se busca el reconocimiento y lo mejor es darle un nombre formado por palabras de alta frecuencia, a las cuales los consumidores hayan estado expuestos con anterioridad y en repetidas ocasiones.

GAP, Wii, ZARA, HP o Coast son ejemplos de marcas que utilizan un naming eficaz para el reconocimiento. naming

En el caso de una marca ya conocida, buscamos mejorar el recuerdo por lo que la mejor estrategia es usar un nombre que impacte, un nombre poco usual e inesperado que se nos quede en la mente al relacionarlo con la función del producto o al relacionarlo con los beneficios que ofrece dicha marca.

Jimmy Choo, Dirt Devil, Fujitsu, o PowerBook son marcas con nombres perfectos para ser recordadas.

La clave: sé claro y familiar  con una marca nueva e impactante con una marca conocida.

El siguiente vídeo muestra cómo nuestra mente puede formar de forma inconsciente relaciones y construir marcas incluso en nuestros sueños. Por lo tanto, conocer cómo funciona el cerebro es un arma muy potente para las marcas.

 

Compartir

Deja un comentario

Cuida tu marca