Marca en formación

 

¡Saludos emprendedor!

Quizá estés pensando en poner en marcha el proyecto que está detrás de esa gran idea que no para de dar saltos en tu mente. Entre las imágenes que saltan se encontrarán: lo que quieres conseguir, cómo lo quieres hacer, dónde te ves ubicado… y seguramente de fondo aparezca siempre un logotipo que recoja tu idea y la guíe por buen camino. Tu marca.

marca, cuidar, emprendedor, salud, formación, marcaenformacion

No debemos olvidar que el logotipo sólo es una parte de tu marca. Junto con el nombre, es tu carta de presentación. Sin embargo, la marca personal o profesional comprende aspectos mucho más profundos.

A continuación explico algunos puntos clave que se deben tener presentes con una marca nueva que va de la mano de un emprendedor.

Es muy vulnerable.

Como un padre primerizo y su bebé, debes tener mucho cuidado con tu marca porque no conoce lo que le rodea (entorno), ni tiene desarrollados sus sentidos (habilidades). Debes ir enseñándole poco a poco y paso a paso para que se forme sobre una base sólida y así sepa cómo desenvolverse en las situaciones en las que se encontrará (capacidades).

Sólo así será capaz de resolver problemas desde la niñez hasta la madurez, pasando por la turbulenta adolescencia.

En efecto, una nueva marca y de la mano de un emprendedor es una identidad desconocida, por ello debe ser explicada de la mejor y más rápida forma posible.

No está sola.

Tu bebé se debe relacionar con más personas. Al principio siempre conviene que sea simpático con los demás. Tu marca debe enfrentarse a unos competidores que llevan en el tablero de juego mucho tiempo y tienen una defensa sólida y fuerte.

Otra forma de presentación puede ser la contraria, mostrarse contrarios a los competidores y así llamar la atención ante el público: los consumidores.

La elección de la forma de presentación dependerá de la estrategia marcada y de los recursos que se tengan, pero lo que nunca debemos olvidar es que no actúa sola. Hagas lo que hagas bajo tu marca será visto por los competidores y dichos competidores también realizan acciones en tu sector.

Es tu proyección al mercado.

Si de algo está orgulloso un padre primerizo, es de su hijo. Y es que, la marca siempre es la proyección de aquel que la crea y va creciendo junto a ella.

En nuestra marca, reflejamos nuestros propios valores, metas y estrategias por lo que debemos tener en cuenta que es lo que nos irá haciendo tener un hueco en el mercado con un determinado posicionamiento.

Es tu sello de calidad.

Tu marca será tu firma. Procura que esté basada en unos valores bien definidos para así defender un gran nivel de calidad. Todas las acciones que hagas deben generar la satisfacción que el consumidor busca y en consecuencia, se reflejará la calidad que conllevará a la lealtad.

Como dice Alfonso Alcantara (@yoriento), un reconocido asesor y conferenciante en empresa y empleo 2.0: «Marca es el perfume que usas (…)«.

Si no olvidas lo anterior tendrás un bebé sano y fuerte siempre. ¡Suerte emprendedor!

marca, cuidar, emprendedor, salud, formación, marcaenformacion

Compartir

Deja un comentario

Cuida tu marca